sábado

IRENA SENDLER (1910-2008) JOLANTA

EL PERSONAJE: Es asombroso que la historia de esta enfermera polaca, salvadora de 2.500 niños judíos pasara desapercibida durante tantos años. Por un lado, el telón de acero y la Guerra Fría; por otro, una gran humildad que impedía a Irena hablar de sus hazañas, que ella consideraba "actos normales". Incluso se lamentaba de no haber hecho lo suficiente. Ella se mantuvo siempre fiel a los principios que le inculcó su padre:

"Ayuda siempre al que se esté ahogando, sin tener en cuenta su religión o su nacionalidad"

Desapercibida, pero no desconocida puesto que la organización YAD VASHEM de Israel la declaró JUSTA ENTRE LAS NACIONES en 1965. Sin embargo, no fue hasta 2003 cuando Polonia reconoció oficialmente a su heroína otorgándole la ORDEN DEL ÁGUILA BLANCA.
Propuesta por el gobierno polaco para el PREMIO NOBEL DE LA PAZ de 2007, le fue concedido a un tal Al Gore que, seguramente, lo merecía más. La recompensa que sí le quedó, fue tener que quedar en una silla de ruedas como consecuencia de los terribles interrogatorios a que la sometió la Gestapo en 1943, cuando entre otras cosas, le rompieron las piernas.

BIOGRAFÍA: Irena Sendler nació el 15 de febrero de 1910 en Varsovia. Al inicio de la II Guerra Mundial, con 29 años, trabajaba como enfermera en el Departamento de Bienestar Social de Varsovia. Su padre, un médico que murió por causa del tifus cuando ella era niña, le había inculcado el amor al prójimo.

Cuando los nazis obligaron a los judíos a hacinarse en el Gueto de Varsovia, Irena empezó a colaborar con el Consejo de Ayuda a los Judíos (ZEGOTA). Intentando paliar las duras condiciones de los niños, intentó sacar del Gueto al mayor número posible.
Con la excusa del tifus, y por cualquier método posible, JOLANTA (su nombre en clave) llegó a liberar a 2.500 niños.
Su método de control consistía en apuntar el nombre de los pequeños y el de sus familias de acogida en papel de fumar. Estos datos los guardaba en tarros de vidrio que enterraba en el jardín de una vecina. La idea era poder informar del paradero de los niños a sus verdaderas familias cuando acabara la Guerra.
El 20 de octubre de 1943 Irena fue detenida por la Gestapo, torturada y condenada a muerte. La ZEGOTA consiguió, por medio de sobornos, su fuga y su pase a la clandestinidad.
Una vez terminada la Guerra, Irena entregó los archivos al Presidente del Comité de Salvamento de los judíos Sobrevivientes, el doctor Adolfo Berman. El reconocimiento a su labor llegó finalmente antes de su muerte, ocurrida en Varsovia el 12 de mayo de 2008, a los 98 años de edad.
Fotos nº 1, 3, 4, 5: Dominio público (Wikimedia Commons), Foto nº 2: Cortesía film Irena Sendler.
¿Conoces las CAU-ferencias de CAU ARTÍSTIC?:"Mujeres entre la Guerra y la Paz"

No hay comentarios: