martes

ADRIENNE BOLLAND (1896-1975) VOLANDO SOBRE LOS ANDES

EL PERSONAJE: La valiente, decidida y, también inconsciente, Adrienne sólo contaba con una experiencia de vuelo de 40 horas, cuando decidió volar por encima de los Andes, desde Mendoza (Argentina) a Santiago de Chile.

Con la licencia de vuelo obtenida en enero de 1920, a los siete meses ya se había convertido en la segunda mujer en atravesar el Canal de la Mancha.

Trabajaba como piloto de pruebas para Reneé Caudron quien pensaba , con el machismo característico de la época, que el hecho de que una mujer pudiera hacer volar sus aviones, demostraba la facilidad de su pilotaje.
Adrienne logró convertirse en la primera aviadora que atravesó los Andes el 1 de abril de 1921, en 4 horas y 17 minutos, superando alturas de 4.200 metros.

BIOGRAFÍA: Adrienne Armande Pauline Bolland nació en Arcueil (Val-De-Marne, Francia), el 25 de noviembre de 1895.

A la edad de 24 años logró obtener la licencia de piloto y fue contratada por Renneé Caudron como piloto de pruebas. Convenció a su jefe para que le permitiera atravesar el Canal de la Mancha, hazaña que consiguió el 25 de agosto de 1920

Adrienne deseaba hacer algo grande, así que no paró hasta conseguir que su jefe patrocinara la travesía de la Cordillera de los Andes.
El 9 de enero de 1921, junto a su mecánico Duperrier, llegó a Buenos Aires. El vuelo se realizaría en un CAUDRON G3, fabricado por SOCIETÉ DES AVIONS CAUDRON (fundada por los hermanos Gastón y Renné en 1909).

Era un avión de reconocimiento que ya había sido utilizado durante la batalla del Marne (1914). El CAUDRON G3 tenía una envergadura de 13,40 metros y una longitud de 6,40 metros. Un motor LE RHÔNE de 80 CV le proporcionaba una velocidad de 108 km/h y un techo de servicio de 4.000 metros, insuficiente para cruzar la Cordillera.
Cuenta Adrienne que la noche anterior a la aventura, una misteriosa mujer entró en su habitación y le advirtió que debía fijarse en un lago en forma de ostra y, también, en la cima de una montaña que tenía la forma del respaldo de una silla volcada.
El 1 de abril de 1921 a las 7:30 AM partió del aeródromo de Mendoza, con la máxima ropa de abrigo posible. Al llegar a las montañas le costó mucha energía controlar el avión, así como soportar el frío extremo. Las corrientes de aire zarandeaban el pequeño G3 y, en ocasiones, lo empujaban hacia abajo.
De repente, en plena confusión, vio el lago en forma de ostra y giró hacia la izquierda hacia la pared en forma de silla para descubrir que una corriente de aire la impulsaba hacia arriba. Llegó al puerto de las Cuevas y, tras atravesar una oscura garganta, salió a campo abierto y divisó Santiago de Chile.
Después de aterrizar en Los Espejos, fue agasajada por todo el mundo menos por el embajador francés que pensó que era una broma.
Adrienne, después de fracasar en su objetivo de volar entre Río de Janeiro y Buenos Aires, volvió a Francia en 1923, donde continuó realizando exibiciones y competiciones aéreas. Colaboró con la Resistencia francesa durante la II Guerra Mundial. Adrienne Bolland murió el 18 de marzo de 1975 en París.
Foto nº 1: Cortesía earlyaviators
Foto nº2: Geocites
Fotos nº 3, 4, 5 y 6: Dominio Público (Wikimedia Commons)

No hay comentarios: