martes

ALEXANDRA FIODOROVNA (1872-1918) LA ZARINA ASESINADA

EL PERSONAJE: A la zarina Alexandra le pasaba lo que a muchas personas introvertidas. Su rechazo a la vida social y a los bailes de la corte debido a su timidez, era considerado como prepotencia y altanería, algo que provocó una gran antipatía de los nobles cortesanos.

Las malas relaciones con su suegra tampoco ayudaban mucho. Ni su amistad con personas como Anna Vyrubova, dama de honor, amiga y confidente de la emperatriz, o con Gregori Efimovich, más conocido como Rasputín, un individuo de gran magnetismo, con apariencia de santón, mirada penetrante y gran inteligencia.
Rasputín supo ganarse la confianza de la zarina, gracias a lograr una cura milagrosa de su hijo, el zarévich Alexei, enfermo de hemofilia. Coincidencia o no, desde ese momento Rasputín gozó de la total confianza de Alexandra.
Para acabar de empeorar la percepción del pueblo ruso con respecto a Alexandra, la entrada en guerra contra Alemania durante la I Guerra Mundial, en agosto de 1914, la perjudicó gravemente debido a su origen germano, algo que provocó gran odio, debido a los millones de jóvenes muertos o lisiados que se producían en los campos de batalla, y sus enemigos extendieron la sospecha de que actuaba como espía.
Tanto numerosas derrotas sufridas por el ejército ruso, como el hambre y el frío que sufría el pueblo en la retaguardia dieron lugar al estallido de la Revolución Bolchevique. El 2 de marzo de 1917 , Nicolás II abdicó de sus derechos y fue confinado junto a su familia en el palacio de Tsárkoye Seló. En agosto, la familia imperial fue trasladada a Tobolsk (Siberia), en previsión de un posible asesinato.
Tras la Revolución de octubre y la subida al poder de Lenin, se ordenó el traslado de Nicolas, Alexandra y sus hijos a Ekaterinburgo, en los Urales.
El 17 de julio de 1918, el comandante Yakov Yurovski. el comandante de la guardia que custodiaba a la familia imperial en la "Casa del Propósito Especial" preparó 12 revólveres.
Despertó a los prisioneros a la 1:30 de la madrugada alegando que tenía órdenes de trasladarlos urgentemente. Se les hizo bajar al sótano para hacerles una foto antes de empezar el traslado.
Alexandra Fiodorovna se sentó en una silla, rodeada por sus hijas (Olga, María y Anastasia) y Demitova, su doncella. Nicolás sentó a su hijo Alexei en otra silla. También estaban en el sótano el doctor Bodkin, el cocinero Kharitonov y el lacayo Trupp
Yurovski informó al zar que, ante los intentos que se estaban haciendo para liberarle, el Soviet de los Trabajadores había decidido fusilarles.
Antes de que el sorprendido Nicolás pudiera protestar recibió el primer disparo, produciéndose a continuación un terrorífico caos de tiros y gritos. Las mujeres sorprendieron a sus ejecutores ya que los disparos no acababan con ellas, debido a que llevaban los corpiños rellenos de diamantes que actuaban como chalecos antibalas. Finalmente se acabó con ellas a bayonetazos y disparos en la cabeza en una escena dantesca. Los cadáveres fueron descuartizados y enterrados en el bosque.

BIOGRAFÍA: Alix Victoria Alexandra Helena Luisa Beatriz nació en Darmstadt (Hesse, Alemania), el 6 de junio de 1872. Sus padres fueron el gran duque Luis IV de Hesse-Darmstadt y Alicia de Sajonia-Coburgo-Gotha.

Como nieta preferida de la reina Victoria de Inglaterra, recibió una esmerada educación. Contrajo matrimonio con Nicolás II el 26 de noviembre de 1894, estableciéndose en el palacio de Tsárskoye Seló, a 20 kilómetros de San Peterburgo y lejos de la vida cortesana de la capital.
Alexandra dio a luz a 5 hijos: Olga (1895), Tatiana (1897), María (1899), Anastasia (1901) y Alexei (1904)
Alexandra desconocía que era portadora del gen de la hemofilia, así que transmitió la enfermedad a su hijo Alexei. En uno de los ataques de la enfermedad, la zarina, desesperada, se vio obligada a confiar en Rasputín, quien, tras lograr una milagrosa mejoría en el niño, se ganó la confianza de la zarina, pudiendo influir en sus decisiones.
Cuando el zar se desplazó al frente ruso, durante la I Guerra Mundial, se vio obligada a hacerse cargo del gobierno del Imperio, debiendo hacer frente a numerosas crisis sociales que desembocaron en el ascenso del bolchevismo. A pesar de reclamar el retorno de Nicolás II, el zar demoró demasiado su regreso.
Tras la revolución de febrero de 1917, el zar tuvo que dimitir y la familia fue exiliada a Tobolsk (Siberia) y, tras la revolución de octubre y la caída de Kerensky, fueron confinados en una casa de Ekaterinburgo (Urales).
El 17 de julio de 1918, Alejandra, Nicolás, sus hijos y sus sirvientes más allegados fueron ejecutados en un sótano de la casa de Ekaterimburgo.
Fotos nº 1, 2, 6, 7 y 8: Dominio público (Wikimedia Commons) Foto nº 3: Cortesía alexanderpalace  Foto nº 4: Cortesía eichikawa Foto nº 5: Cortesía romanov-memorial
¿Conoces las CAU-ferencias de CAU ARTÍSTIC?:"Mujeres entre la Guerra y la Paz"
¡Suscríbete a nuestro canal de Youtube! https://www.youtube.com/channel/UCSOR4FfZu2stMdUvZIdhArg

No hay comentarios: