martes

MARIE DUPLESSIS (1824-1847) LA DIVINA MARIE, CONDESA Y CORTESANA

EL PERSONAJE: Marie Duplessis fue la cortesana más famosa de su época y la inspiradora de la famosa novela de Alejandro Dumas: "La Dama de las Camelias".
Pero vamos a empezar intentar entender lo que es una cortesana. Definirlo como una prostituta de lujo sería una simplificación. El término "cortesana" se utiliza de manera despectiva para designar a mujeres bellas, inteligentes y de gran magnetismo, capaces de enamorar a hombres poderosos, incluso reyes. 
Gracias a ello algunas han llegado a ser más influyentes que algunas reinas. Y es que algunos hombres llegan a enloquecer por amor y son capaces de arruinarse por ser "el elegido". ¿Es eso culpa de ellas? Pues no, es culpa de enamorarse.
Precisamente esa es la característica que le da el poder a una cortesana, que será poderosa mientras no sea ella la que se enamore. Otro de los enemigos de una cortesana son los años, la decadencia de su belleza y la vejez.
Marie Duplessis vivió deprisa y murió joven. Durante sus años dorados enamoró a numerosos hombres ricos y algunos miembros de la nobleza de la sociedad parisina. Su vida social era muy intensa y se exhibía en fiestas, teatros y óperas. Llegó a marcar incluso tendencias en la moda. Maríe Duplessis utilizaba una camelia blanca para anunciarse al afortunado elegido y, una de color rojo, para pedirle paciencia.

BIOGRAFÍA: Rose-Alphonsine Plessis Deshayes nació en Nonant-Le-Pin (Orne, Baja Normandía, Francia), el 15 de enero de 1824.
Su padre, hijo de una prostituta y un sacerdote, era vendedor ambulante. Su madre, sin embargo era descendiente del linaje aristócrata Du Mesnil d'Argentelles, una familia venida a menos durante la Revolución Francesa. 
Tanto Alphonsine, como su hermana Delphine tuvieron una infancia miserable, a cargo de un padre alcohólico y violento. Su madre había abandonado a la familia en 1829 para trabajar como  ama de llaves, aunque murió de tuberculosis al año siguiente. Con 12 años, el padre de Alphonsine, ofrecía a su hija como prostituta.
Alphonsine llegó a París, con la compañía circense de gitanos, en 1839, después de haber sido vendida por su padre. Consiguó entrar a trabajar en una tienda de lencería y un primer amante la instaló en un piso. A continuación, se enamoró de ella el conde Antoine Alfred Agénor de Guiche, que llegaría a ser ministro de Napoleón III. A partir de entonces Alphonsine adoptó un nuevo nombre: Marie Duplessis y recibió una excelente educación para que pudiera moverse en sociedad.
Terminada su relación con un presionado de Guiche, Marie empezó a relacionarse con numerosos personajes importantes, de la nobleza o de gran riqueza dispuestos a complecerla: Eduardo Delessert, Ferdinand de Montguyon, Pierre de Castellane, Roger de Beauvoir, Adrien de Plancy, Olimpo Aguado o Henri de Contades.
En 1841 conoció al conde François-Charles- Edouard Perregaux, que le compró la mansión de Bougival y la convirtió en condesa. Sin embargo la tuvo que dejar porque se arruinó al intentar mantener su costoso nivel de vida. Empezó en esta época a manifestarse la tuberculosis que la llevó a recibir tratamientos en Balnearios como Baden-Baden o Bagnères-de-Luchon.
Fue en este lugar, en 1844, donde conoció al embajador del Imperio Ruso, Gustav Ernst von Stackelberg, quien la adoptó bajo su protección pues vio en ella la imagen de su hija, fallecida hacía poco tiempo por tuberculosis. Marie Duplessis gastaba en esa época 200.000 francos de oro anuales. En su residencia del Boulevard de la Madeleine, la condesa hacía numerosas reuniones culturales. Es en este periodo cuando conoció a Franz Listz y a Alejandro Dumas, que la inmortalizaría en su obra "La Dama de las Camelias".
El 21 de febrero de 1846, la condesa contrajo matrimonio con uno de sus antiguos amantes, el conde de Perregaux.
Marie Duplessis murió el 3 de febrero de 1847 en su residencia parisina del Boulevard de la Madeleine, por causa de la tuberculosis.
Fotos nº 1, 2 y 3: Cortesía paulineziegen, Foto nº 4: Cortesía todosalteatro, Foto nº 5: Cortesía microrevista
¿Conoces las CAU-ferencias de CAU ARTÍSTIC?:"¿Cómo entender el amor de los hombres?"

SULAMITH MESSERER (1908-2004) MADAME MESSERER

EL PERSONAJE: Sulamith Messerer fue una bailarina rusa, que se dedicó a la enseñanza de ballet y a la coreografía. También destacó como nadadora de crol, ostentando el récord de 100 metros de la Unión Soviética entre 1927 y 1930.
Ella y su hermano, también bailarín y coreógrafo, Asaf, fueron los primeros bailarines a los que las autoridades comunistas permitieron actuar en Europa Occidental.
Sulamith también tuvo un importante papel en la vida de Maya Plisetskaya, su sobrina, cuando fue detenida su madre, Rachel Messerer-Plisetskaya en una de las purgas de Stalin. Gracias al apoyo de Sulamith, Maya llegaría a ser una famosa bailarina.
Dedicada a la docencia en el Teatro Bolshoi, también enseñó ballet en China y en Japón, donde fundó la Escuela de Ballet de Tokio. Tras su deserción de la Unión Soviética en 1980, enseñó danza en el Royal Ballet de Londres.
De entre los premios recibidos por Sulamith Messerer destacan:  
Premio Stalin (1946), Artista del Pueblo y de la República de Rusia (1962), Orden de los Tesoros Sagrados (Japón, 1996) y Orden del Imperio Británico (2004).

BIOGRAFÍA: Sulamith Mikhailovna Messerer nació en Moscú (Imperio Ruso), el 27 de agosto de 1908.
Empezó su formación como bailarina en la Escuela de Ballet de Moscú, teniendo como maestros a Vasily Tikhomirov, coreógrafo del Ballet Bolshoi y productor del célebre ballet "La Amapola Roja".
También recibió clases de Elizabeth Gerth, bailarina del Bolshoi y esposa de Tikhomirov.
Convertida en bailarina, Sulamith trabajó en el ballet del Teatro Bolshoi entre 1926 y 1950. No hay que olvidar su afición a la natación que le proporcionó numerosos éxitos, como he escrito anteriormente.
A partir de 1950 y hasta 1980 trabajó como profesora de ballet en el Bolshoi, actividad que efectuó en otros países como Japón y China. Con 72 años de edad, en 1980, abandonó la Unión soviética para trabajar como profesora en el Royal Ballet de Londres.
Sulamith Messerer murió en Londres (Reino Unido), el 3 de junio de 2004.
Fotos nº 1 y 3: Dominio público (Wikimedia Commons), Foto nº 2: Cortesía snipview, Foto nº 4: Cortesía theartsdesk
¿Conoces las CAU-ferencias de CAU ARTÍSTIC?:"Divas y arias: lo mejor de la Ópera"

LOLA MONTEZ (1821-1861) AMANTE DE LUIS I DE BAVIERA

EL PERSONAJE: ¿Cómo era aquello de que hay dos cosas que pueden más que dos carretas?, no consigo recordar. El caso es que algo así debió pasarle a Luis I de Baviera, quien presa de un amor apasionado por Lola Montez, una bella mujer de muy mala fama para los cánones de la época, tuvo que pagar con el trono. Quizás, en un momento dado, pidiera disculpas con esas palabras que suelen utilizar algunos reyes avergonzados desenmascarados: "Es tut mir leid. Ich war falsch. Ich bin zufällig nicht wieder" (Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir), pero se ha demostrado en más de una ocasión que esas palabras vacías no sirven para nada, así que Luis I de Baviera tuvo que dejar el gobierno en manos de su hijo Maximiliano II el 28 de marzo de 1848.
El desencadenante de todo este proceso fue una exótica bailarina de nombre artístico Lola Montez. Ésta, tras perder a su último amante en París, se trasladó a Munich para bailar en un teatro. El dueño, escandalizado al ver la actuación, se negó a que Lola actuase. Ella, a la que no le faltaban agallas, se presentó en el palacio para exigir justicia al rey Luis I de Baviera.
Se rumorea que el rey le preguntó si su cuerpo era obra de la naturaleza o del arte. Entonces Lola, sin dudar ni un segundo, desgarró su vestido, dejando sus pechos a la vista de rey.
Inmediatamente Lola fue contratada para actuar en el mejor teatro de Munich y el rey la convirtió en su amante. Al año siguiente Lola Montez era la condesa Landsfeld.
Eso era lo que quería recordar: "Tiran más dos tetas que dos carretas", refrán ya recogido en 1627, en la obra "Vocabulario de refranes" de Gonzalo de Correas.

BIOGRAFÍA: Marie Dolores Eliza Rosanna Gilbert nació en Grange (Condado de Sligo, Irlanda), el 17 de febrero de 1821. Sus padres fueron Edward Gilbert, militar, y Eliza Oliver. Con solo dos años de edad se trasladó con sus padres a la India donde, al poco tiempo su padre murió de cólera. Eliza no tardó en casarse con otro militar británico llamado Craigie. Enviaron a Lola a Escocia, con la familia del nuevo marido de Eliza, con la intención de escolarizarla.

Lola no resultó una niña fácil ya que desarrolló un temperamento y una rebeldía considerable, que le traían problemas en la escuela. Su exótica belleza facilitó mucho las cosas para que con sólo 16 años, en 1837 se fugara con Thomas James, un teniente, que la abandonó en Calcuta en 1842. Entonces, ella decidió convertirse en bailarina profesional con el nombre artístico de "Lola Montez, la bailarina española". Debutó en Londres con un buen éxito pero, al ser reconocida su verdadera identidad, decidió marchar a Europa.
Convertida en cortesana, se hizo famosa más por su belleza que por sus bailes. En 1845 abandonó París tras la muerte de su amante Alexandre Dujarier, que había perdido la vida en un duelo. Establecida en Múnich, logró ser la amante del rey Luis I de Baviera entre 1846 y 1848, cuando debido a la indignación popular causada por esta relación, Luis tuvo que abdicar y Lola abandonar el país para establecerse en Londres.
Lola se casó entonces con un joven heredero, George Trafford Heald con quien vivió en Francia y en España. El matrimonio duró sólo dos años y entonces Lola decidió viajar a California, habiéndose enterado de que se había encontrado oro.
Se dedicó a actuar como bailarina hasta que volvió a casarse, esta vez con un periodista llamado Patrick Hull, con quien se estableció en un pueblo minero de California, llamado Grass Valley. Como ya era habitual, la relación se rompió pronto, pero Lola siguió permaneciendo en Grass Valley donde abrió un salón de lujo, donde los hombres poderosos de la región iban a divertirse y a disfrutar de su espectáculo.
Una enfermedad mental de tipo esquizofrénico provocó que tuviera que abandonar California y terminar en Nueva York. Su estado fue empeorando hasta acabar como una indigente por las calles, donde una neumonía acabó con su vida el 17 de junio de 1861. Sólo tenía 39 años y ninguno de sus dos hijos reclamó su cuerpo.
Fotos: Dominio Público (Wikimedia Commons)
¿Conoces las CAU-ferencias de CAU ARTÍSTIC?:"¿Cómo entender el amor de los hombres?"